Skip to Navigation

CGT exige el mantenimiento de todas las unidades de la Escuela Pública de Cádiz

 

- Denuncia el trato de favor que la Delegación da a la privada concertada en el proceso de escolarización que supone un despilfarro de dinero público y amenaza la propia viabilidad de la red pública.

- Llama a participar en la Asamblea de Marea Verde el miércoles 19 en el CEIP Andalucía a las 18:00 h.

CGT-Sindicato de Enseñanza de Cádiz


Hace unos meses ya advertimos que el mantenimiento de la política de escolarización de la Delegación de Educación de Cádiz y de la Junta de Andalucía era la crónica de la muerte anunciada de la escuela pública de la ciudad de Cádiz.

Advertimos entonces que el comienzo de 2017 era un momento clave para la escuela pública de la ciudad ya que se decidía la renovación, o no, de las unidades concertadas con centros privados y que era el momento de redimensionar la red privada concertada acorde a la nueva realidad de descenso demográfico producido por la crisis económica. El blindaje de facto de las unidades concertadas a los centros privados había hecho que todo la reducción de unidades, debidas al descenso de la natalidad, se había hecho exclusivamente en los centros públicos, hecho que ponía en peligro la viabilidad de muchos de estos centros.

Como nos temíamos la Delegación y la Consejería han apostado por mantener prácticamente en su totalidad las unidades concertadas con centros privados, hecho gravísimo que amenaza la propia viabilidad de la red de centros educativos públicos de la ciudad, ya muy mermada por esta política de apoyo a la privada concertada que se sigue desde hace años.

En efecto, en el actual proceso de escolarización se están viendo amenazados los centros públicos de la ciudad, en especial los centros que se encuentran en las zonas económicamente deprimidas como la barriada.

En la actualidad los datos de escolarización de la ciudad de Cádiz son ya escandalosos, con una clara preponderancia de la red privada, quedando la red pública como meramente subsidiaria de esta. El curso actual en infantil de tres años el porcentaje de alumnado matriculado en la privada concertada es del 65,27%, lo que marca una tendencia imparable de retroceso de la escuela pública que ya matricula solo al 37,95 %, en infantil, al 41,8 en primaria, el 39,33 en secundaria e incluso en bachillerato, a pesar de no ser obligatoria, ya están matriculados en la privada el 27% del alumnado. La presencia de la privada en la FP también es abrumadora en la ciudad, con ciclos que incluso solo se ofertan en la privada y no en la pública.

El curso actual se ofertaron 1085 plazas de infantil de tres años, para una demanda de solo 834 alumnos (Diario de Cádiz 12/04/2016), esto supone un despilfarro de fondos públicos y convierte el periodo de escolarización en una subasta de plazas, amenazando la viabilidad de los centros que no consiguen suficiente demanda.

Tenemos que tener en cuenta que en la ciudad de Cádiz han cerrado siete centros educativos públicos en los últimos años: el Colegio Bartolomé Esteban Murillo (Capuchinos), el colegio José León de Carranza, en el barrio de Puntales, el colegio Eduardo Benot en el Barrio de la Paz, el colegio Jaime Balmes en la calle Arbolí, el colegio Carmen Jiménez en San Severiano, el Manuel de Falla del barrio de La Laguna y el IES la Paz en el barrio que le da nombre.

Además la mayoría de colegios públicos que subsisten en la ciudad están reducidos a su mínima expresión con una sola línea, estando infrautilizadas sus instalaciones.

Frente a ello las unidades concertadas no solo se han mantenido, sino que han aumentado. Aunque la Junta no desglosa los datos por localidad, el dato provincial es abrumador: el curso 2006-2007 las unidades de infantil de la concertada eran 198 y el curso actual son ¡¡¡ 336 !!!. Por el contrario la pública tenía 1400 unidades de infantil y este curso tiene solo 1312.

La bajada de natalidad producto de la crisis económica ha servido así para que la red privada haya ganado espacio a la pública en la ciudad de Cádiz, hasta dejarla arrinconada como mero complemento y quedando amenazada de desaparición.

Esto se explica teniendo en cuenta varios factores. Como la situación deplorable de los centros públicos de nuestra ciudad debida a la falta de inversión en los mismos durante años, presentando demasiadas veces un aspecto lamentable en sus edificios e instalaciones, que se une a los recortes efectuados desde 2012 que han supuesto falta de profesorado, falta de monitores de educación especial, demora en la cobertura bajas, falta de personal de administración y servicios, privatización de muchos servicios educativos etc

Otro factor importante es que los centros públicos no ofertan plazas suficientes de comedor y aula matinal (incluso hay centros sin estos servicios) de forma que las familias que los necesitan eligen a veces la concertada para asegurarse el acceso a estos servicios. En la misma línea los Institutos de secundaria no los ofrecen, lo que si siguen haciendo los colegios privados concertadas en este nivel.

Así mismo la oferta de la etapa del primer ciclo de infantil en algunos centros concertados frente a la escasa oferta pública en esta etapa (completamente insuficiente)sirve para captar alumnado para las siguientes etapas educativas al seguir en  muchos casos en el mismo centro. En ese mismo sentido la oferta de los centros privados de todas las etapas educativas en el mismo centro frente a los centros diferentes por etapas de la oferta pública (guarderías, colegios e institutos) se convierte en un factor de atracción de alumnado a la privada.

No podemos olvidar quizá el factor más importante: el clasismo. La atracción, muchas veces inconfesada, de los centros privados concertados está en la segregación y selección, más o menos encubierta, del alumnado. La escuela privada concertada es una red usada mayoritariamente por las familias que se perciben como clases medias-altas, y la red pública por las clases trabajadoras. Por ejemplo el 90 % de los menores de entre 11 y 16 años procedentes de familia con ingresos inferiores a 1100 euros ocupan plazas públicas, en cambio más del 50% de los procedentes de hogares de rentas superiores a 2700 euros ocupan plazas en centros concertados y privados (datos del I Informe del Observatorio de Desigualdad de Andalucía). El cobro de cuotas supuestamente "voluntarias" es una de las formas de seleccionar económicamente.

Además segregan alumnado con necesidades educativas específicas. Siguiendo los datos oficiales de la Consejería del curso 2015-2016 (de el actual aún no están publicados) en la provincia de Cádiz de 3936 alumn@s con NEE en total solo 624 están matriculados en la privada concertada. Es decir, un 15,85%. Estos datos serían aún más descarnados si los pudiéramos obtener desglosados de la ciudad de Cádiz. Además hay que tener en cuenta  que el alumnado con NEE atendido en la privada son en su inmensa mayoría los casos más leves) como ha reconocido la propia Delegación de Educación).

Aún más escandaloso es la escolarización del alumnado inmigrante, ya que solo el 4,83% del alumnado inmigrante de la etapa de 2 ciclo infantil está matriculado en los centros privados concertados. En primaria apenas el 6,09%.

No debemos olvidar el ideario religioso como factor de exclusión, ya que sirve de disuasión de aquellas familias procedentes de otras culturas. En efecto la red privada concertada de la ciudad de Cádiz es en su práctica totalidad de ideario religioso católico (no hay que más que ver los nombres de los colegios), con decir que el único que, en teoría, no tiene ese ideario publicita un museo propio dedicado a la Semana Santa está dicho todo. El carácter segregador no está solo en la disuasión de otras culturas, sino en la transmisión de valores sexistas y discriminatorios, en ocasiones en las versiones más integristas del catolicismo. El caso más evidente es el de la "empresa" Educatio Servanda presidida por el constructor Juan Carlos Corbera, que con el apoyo del obispado de Cádiz gestiona ya dos colegios en la ciudad: el María Auxiliadora (La Palma) y el San Martín (en el Pópulo), vinculada a corrientes integristas como los Kikos, tiene a gala cuestionar lo que ellos llaman la ideología de género y denostar el feminismo. El mismo discurso que el famoso autobús de Hazte Oir.

Este sobredimensionamiento de la escuela privada concertada en la ciudad de Cádiz supone un verdadero despilfarro de dinero público,. Solo suprimir los concierto de unidades superfluas por innecesarias (ya que hay plazas suficientes en los centros públicos) a los centros privados supondría el ahorro de un millón de euros solo en la etapa de infantil, ante la duplicidad de oferta innecesaria, hurtando un dinero que sería esencial para mejorar el sistema educativo de la ciudad. Con tan solo ocupar las plazas libres en el segundo ciclo de infantil (de 3 a 5 años) disponibles en los centros públicos de la ciudad se ahorraría 786.408 euros.

La política de escolarización de la Junta y de la Delegación de Educación de seguir favoreciendo a la privada concertada al no reducir la oferta concertada a los centros privados de la ciudad de manera proporcional a la bajada de natalidad de los últimos años y a la previsión de baja natalidad de los próximos seis años (en que gracias a la LOMCE las unidades concertadas serán intocables) amenaza seriamente la viabilidad de la red pública de la ciudad de Cádiz, convertida en mera red subsidiaria de la privada. Muchos centros públicos ya reducidos a su mínima expresión estarán los próximos seis años sometidos a la espada de Damocles de tener que obtener matrículas o verse abocados al cierre, en unas condiciones penosas, dada la excesiva oferta de plazas en la ciudad, en una competición en la que parten con una clara desventaja por los factores expuestos anteriormente.

Consideramos que el Delegado de Educación en Cádiz de la Junta de Andalucía, Juan Luis Belizón, es el principal responsable de esta situación, al haber contribuido decisivamente a la renovación de la práctica totalidad de los conciertos con centros privados, sin tener en cuenta la bajada de natalidad de los últimos años.  Por ello le exigimos que, como se ha comprometido públicamente, no cierre ninguna unidad de los centros públicos. El proceso de escolarización tiene mecanismos suficientes para ello, reubicando en los centros que hayan recibido menos pre-inscripciones aquellos alumnos y alumnas de no hayan obtenido plaza en el centro elegido como primera opción.

El actual proceso de escolarización del curso 2017-2018 es la primera prueba de fuego. No consentiremos el cierre de ninguna unidad en los centros públicos producto de la política irresponsable de la Delegación y la Consejería. La red pública escolar de Cádiz no puede permitirse ningún cierre más.

Llamamos a toda la comunidad educativa de la escuela pública y a la sociedad en general a movilizarse y exigir el mantenimiento de todas las unidades públicas de la ciudad.

En concreto llamamos a participar en la asamblea unitaria de Marea Verde que se va a celebrar en el CEIP  Andalucía de Cádiz el miércoles 19 de abril a las 18:00 horas para.

CGT-Sindicato de Enseñanza de Cádiz

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.